Las plantas no comen... beben

El olivar tradicional puede competir con el intensivo, siempre con un buen asesoramiento técnico

El olivar tradicional puede competir con el intensivo, siempre con un buen asesoramiento técnico

olivar-tradicional

La clave de estas producciones está en el perfecto cuidado del olivar, tanto nutricionalmente como en su recogida, sin producir daño alguno a la planta

Según los resultados que llevamos obteniendo durante los últimos 10 años en una finca de olivar ubicada en la provincia de Córdoba, propiedad de uno de los agricultores más reconocidos de la misma, las producciones medias obtenidas oscilan entre 9.000 y 11.000 kg de aceituna por hectárea, con un rendimiento del 20%. Esto nos hace pensar que en secano, el olivar tradicional puede competir con el olivar intensivo en términos de producción.
La clave de estas producciones está en el perfecto cuidado del olivar, tanto nutricionalmente como en su recogida, sin producir daño alguno a la planta. La recolección se realiza dando dos vueltas de vibración al árbol para que no sufra rotura de tallos productivos. Esto mejora mucho la producción en la campaña siguiente. La primera vibración se realiza en los primeros días de Noviembre, la planta descansa de las extracciones demandadas por el fruto, mejorando así esos frutos que le quedan para la segunda vibración.
La nutrición se realiza siguiendo un estricto plan de abonado que satisface todas las necesidades del olivo:
olivar-tradicional-cuadro
Vía foliar se realizan 8 tratamientos durante todo el periodo, haciendo controles de plagas para que no haya merma en las producciones. Estas son las claves para obtener una producción en torno a 1.800 kg de aceite por Ha y por ello entendemos, sin ningún tipo de duda, una total competencia entre el olivar tradicional y el olivar intensivo.
Si requiere ampliar información sobre los resultados obtenidos, no dude en contactar con nuestro Departamento Técnico.