Las plantas no comen... beben

Es el momento de cambiar los hábitos en el abonado del olivar en riego por goteo

Es el momento de cambiar los hábitos en el abonado del olivar en riego por goteo

Es hora de que en el abonado del olivar en riego por goteo se sustituya el Cloruro Potásico por Nitrato Potásico. Las repercusiones año tras año de utilizar siempre Cloruro Potasa son claramente negativas. El ión Cloro es muy móvil en el interior de la planta y emigra en el interior del vegetal a zonas de intensa actividad fisiológica, produciendo necrosis y quemaduras en los ápices de las hojas. Si la toxicidad es alta produce desfoliación.

El riesgo de toxicidad por cloruro puede evaluarse mediante la determinación del ion cloro en la solución de suelo. La salinidad es uno de los factores importantes de la fertilidad del suelo y es un problema en crecimiento año tras año.

Los cationes más importantes son el Calcio, Magnesio y sobre todo el Sodio, y entre los  aniones los Cloruros, Sulfatos, Carbonatos y Bicarbonatos. Fundamentalmente los que contribuyen a la salinización son los cloruros y los sulfatos, fundamentalmente los cloruros.

En general decimos que un suelo es salino cuando tiene una conductividad superior a 4 micromhos y sódico  cuando la presencia del mismo es superior al 15 %. Las sales en la solución de suelo, en alto grado, hacen que la planta tome mucha menos agua. Una conductividad alta debido al sulfato es mucho menos grave que la debida a cloruro.

Existe una interacción clara entre el Cloruro-Nitrato, muy ampliamente conocida en terrenos muy altos en Cloruro, debe usarse como ingrediente Nitrógeno Nítrico, en la formulación de los NPK líquidos. (patentado por Herogra), con efecto de desbloqueo. Cuando la planta toma amoniaco, aumenta la absorción de cloro.

La segunda interacción que se produce en los suelos es la de Sodio-Calcio, el Sodio desplaza al Calcio y favorece la absorción de todos los iones, y la deficiencia en Calcio, nos llevará a una serie de desórdenes nutritivos importantes en el cultivo, aun en suelos calizos, por ello se produce la paradoja de la utilización importante de utilización de Calcio en suelos calizos.

El recomendar Complejos Líquidos con Calcio es una medida preventiva de evitar desequilibrios nutritivos de primer nivel. El Calcio regula y controla la permeabilidad de la membrana de las raíces que nos sirve de filtro para que las sales no pasen arriba de la planta y tengan un efecto perjudicial. La aplicación de Calcio soluble activo es una medida profiláctica de primer nivel.

La membrana de los pelos absorbentes de las raíces, expulsa protones H+  que permiten la entrada de cationes, atraídos por la carga negativa. Un pH alcalino dificulta terriblemente el transporte de todos los iones positivos y por ello es habitual, que a niveles superiores a pH 8, las deficiencias de Calcio, ocasionen serios perjuicios. El Calcio se ve por los problemas de las cargas negativas del suelo, por el aumento de Cloruros, ocasiona que en suelos calizos haya deficiencias de Calcio debido a lo alto de pH.

 

Por ello, dos recomendaciones:

  • Abone con Líquidos fabricados con Nitrato Potasico, y con aportación de Calcio en la formula.
  • Abone en la dosis adecuada.

Acuérdese de que comprar lo más barato no es lo más rentable. La rentabilidad es conseguir  la mayor diferencia en euros, entre la producción y los gastos del cultivo.