Las plantas no comen... beben

Cultivo del Maíz, ¿Cómo escoger variedad según ciclo FAO?

Cultivo del Maíz, ¿Cómo escoger variedad según ciclo FAO?

Cultivo del Maíz, ¿Cómo escoger variedad según ciclo FAO?

El maíz es uno de los cultivos más importantes en España. A la hora de escoger la variedad a sembrar, debemos distinguir su ciclo FAO. Los más habituales van desde ciclo 300 a ciclo 700.

La diferencia está en su integral térmica, la cual nos dice los grados día acumulados que necesita el maíz para completar su desarrollo. Es decir, suma la temperatura media de cada día desde la fecha de siembra hasta la madurez fisiológica (humedad del grano entre 30 – 35%).

Si la temperatura media de un día es menor de 6º, se contarán 0º grados por ese día. Si la temperatura media de un día es mayor de 30º, se acumularán 30º por ese día.

El objetivo y la aplicación práctica de la integral térmica es saber cuántos días va a tardar en desarrollarse el maíz en una zona concreta, dependiendo de la temperatura media diaria histórica. De esta forma podemos favorecer un desarrollo óptimo del cultivo escogiendo las fechas de siembra en función del tiempo que vaya a tardar el maíz en madurar.

 

    GRADOS-DIA   CICLO FAO
 Menos de 1826º     100-200
   1826 – 1925º        300
  1926 – 2000º        400
  2001 – 2075º        500
  2076 – 2125º        600
   2126 – 2176º        700
  Más de 2176º        800

Por otro lado, y cada día se observa más, en zonas cálidas donde habitualmente sembramos un ciclo 700 en abril para cosecharlo en final de septiembre, es posible sembrar maíz de ciclo 300-400 en el mes de junio para cosecharlo a principio de octubre.

Esto hace que la madurez fisiológica del cultivo se consiga entre 30 y 40 días antes que con el ciclo habitual de la zona. Para conseguir que el maíz se desarrolle en tan poco tiempo, debemos hacer que la nutrición del cultivo sea lo más eficiente y optimizada posible.

Desde Herogra®, recomendamos los productos NEO® y NEOGOTA®.

Formulados con el Inhibidor de la ureasa original, con más de 25 años de experiencia en el mercado, las gamas NEO® y NEOGOTA® protegen el nitrógeno frente a las pérdidas por volatilización, asegurando una correcta nutrición a lo largo del ciclo del cultivo.

Con las gamas NEO® y NEOGOTA® protegemos las unidades fertilizantes aportadas, permitiendo el desarrollo de un cultivo tan exigente como el del maíz y asegurando nuestra inversión con un producto líder.