Las plantas no comen... beben

La optimización del uso del nitrógeno

La optimización del uso del nitrógeno

El nitrógeno, el potasio y el fósforo, constituyen los elementos primarios de la nutrición mineral. Que unidos a los elementos secundarios y los microelementos, nos permiten ofrecer un plan de fertilización que cubra todas las necesidades nutricionales de nuestros cultivos.

Pero el nitrógeno es un elemento que sufre una serie de transformaciones en la naturaleza que lo hacen un elemento poco eficiente. Por esta razón, necesitamos conocer el ciclo del nitrógeno para optimizar nuestras aplicaciones y favorecer la asimilación de la planta.

Conozcamos pues, los procesos que tienen lugar en el ciclo del nitrógeno:

Desde el punto de vista del sistema atmósfera-suelo-planta, se producen ganancias de nitrógeno por:

  • Deposición atmosférica.
  • Aportaciones del agua de riego.
  • Fijación microbiana.
  • Mineralización de la materia orgánica.
  • Fertilización, tanto orgánica como mineral.

Aunque, a su vez, de manera simultánea, se producen pérdidas de nitrógeno por:

  • Volatilización.
  • Lixiviación
  • Desnitrificación.
  • Inmovilización.

Si nos centramos en las pérdidas por lixiviación, veremos que se producen durante la nitrificación. Proceso que es llevado a cabo por las bacterias Nitrosomas y Nitrobacter y tiene lugar en dos etapas. Transformando el nitrógeno de amoniacal a nítrico.


El nitrógeno en forma nítrica está disponible para la planta por un breve espacio de tiempo, puesto que no puede ser retenido en el complejo arcillo-húmico del suelo. Esto hace que las pérdidas por lavado sean elevadas.

Para conseguir una fertilización eficiente, es necesario optimizar el aporte de nitrógeno que realizamos en nuestro cultivo. Con este fin, Herogra Fertilizantes ha desarrollado la gama Fertigota® Lent. Esta gama de fertilizantes líquidos evita las pérdidas de nitrógeno que se producen por lixiviación.

¿Cómo optimiza Fertigota® Lent la aplicación de nitrógeno?

Incorporando en su formulación un potente inhibidor de la nitrificación.

Este inhibidor de la nitrificación inhibe la actividad y proliferación de bacterias Nitrosomas, retrasando así el proceso de oxidación de nitrógeno amoniacal a nítrico. Este retraso consigue que el nitrógeno amoniacal sea retenido por el complejo arcillo húmico, dejándolo disponible durante más tiempo para la planta en la solución del suelo.

Dentro de la gama Fertigota® Lent encontramos fertilizantes líquidos nitrogenados y fertilizantes líquidos NPK a medida. La aplicación de esta gama facilita la disponibilidad del nitrógeno, en forma amoniacal, durante más tiempo y, a su vez, evita pérdidas por lixiviación de nitratos.

Herogra Fertilizantes siempre ha estado a la vanguardia de las necesidades de la agricultura moderna, y una muestra de ello es que desde 2011, cuenta con tres patentes que incorporan en su composición inhibidores de la nitrificación. Adelantándonos a las necesidades del agricultor y cuidado del medio ambiente.