Las plantas no comen... beben

Cobertera nitrogenada para el cultivo del maíz

Cobertera nitrogenada para el cultivo del maíz

El maíz (Zea Mays) es uno de los cereales más importantes a nivel mundial, en España representa el 15,8% sobre el total de la producción de cereales de primavera, con 3,6 millones de toneladas recolectadas. En nuestro país, el cultivo del maíz se concentra mayormente en las comunidades de Castilla y León, Aragón y Extremadura.

Como cultivo, el maíz es muy exigente respecto al suelo. Necesita buena aireación y alta capacidad de retención de agua, así como una temperatura mínima de 12º C para su germinación.

Considerando las siguientes necesidades nutricionales medias, tabla 1, procederemos a evaluar las diferentes posibilidades de abonado.

Tabla 1: Necesidades nutricionales medias del cultivo del maíz.

Nutrientes kg/t de grano
Grano Resto planta
Nitrógeno (N) 14 7
Fósforo (P2O5) 7 2
Potasio (K2O) 5 20
Calcio (CaO) 0,3 6
Magnesio (MgO) 2 6
Azufre (S) 1,3 1

Para un correcto abonado, debemos de partir de un conocimiento, lo más amplio posible, tanto del cultivo como del medio en el que se va a cultivar. Para ello, es importante realizar un análisis de suelo y tener en cuenta las condiciones en las que vamos a sembrar: sobre barbecho, restos de cosecha anterior, tipo de cultivo precedente… Todo ello nos permitirá realizar el balance de las unidades fertilizantes necesarias para el cultivo y optimizar el abonado de éste.

Dependiendo de la zona en la que nos encontremos las prácticas, en cuanto a la aplicación de fertilizantes se refiere, suelen variar. Podemos observar zonas en las que se realiza una aplicación única de fertilizantes sólidos en fondo, zonas en las que la aplicación es fraccionada en fondo y cobertera y zonas en las que la aplicación es líquida de fondo y cobertera, mediante la maquinaria adecuada o sistemas de riego continuado.

Con el abonado de fondo, las necesidades en fósforo y potasio suelen quedar cubiertas, sin embargo, el maíz es un cultivo muy exigente en nitrógeno y suele necesitar más de un aporte de este nutriente para su correcta finalización.

La elección del fertilizante a utilizar es de vital importancia. Para una fertilización eficiente, es necesario que el tipo de nitrógeno, que incluya el fertilizante en su composición, se adapte a las necesidades del cultivo, el suelo y a la climatología.

En el caso de los fertilizantes nitrogenados, también debemos de prestar atención a la importancia de mejorar la eficiencia de su uso. Desde los diferentes organismos europeos, competentes en el sector, se hace hincapié en este aspecto, pues la lucha contra la contaminación y el cuidado del medio ambiente es una responsabilidad global. Por ello, los fertilizantes nitrogenados cuentan con una legislación restrictiva en este ámbito, que establece la necesidad de aplicar solamente las unidades fertilizantes necesarias para completar el ciclo del cultivo mediante productos optimizados.

Desde Herogra Fertilizantes trabajamos para adelantarnos a las necesidades del agricultor, por ello, hemos desarrollado las gamas NEO, de fertilizantes sólidos, y NEOGOTA, de fertilizantes líquidos, especialmente indicadas para la cobertera nitrogenada del cultivo del maíz. Estas gamas de fertilizantes nos permiten cuidar del medio ambiente sin renunciar a un aumento de la rentabilidad y el rendimiento del cultivo.

¿Cómo NEO y NEOGOTA permiten la aplicación de nitrógeno de manera eficiente?

Optimizando las unidades fertilizantes aportadas y evitando las pérdidas por volatilización de nitrógeno a la atmósfera, que pueden llegar a ser de hasta un 40% del aportado inicialmente. Además, utilizando estos fertilizantes estabilizados y optimizados, reducimos la huella de carbono en un 15%.

Para más información, no dude en ponerse en contacto con nuestro departamento agronómico a través del e-mail departamentoagronomico@herogra.com.