Las plantas no comen... beben

All posts tagged Fertigota NPK

Gama Fertigota® y el abonado de los frutales de hueso

Comentarios desactivados en Gama Fertigota® y el abonado de los frutales de hueso

Cuando diseñamos el plan de abonado para cultivos de fruta de hueso, tenemos que tener en cuenta la lenta respuesta que tienen estos árboles a la aplicación de los fertilizantes. Los frutales de hueso generan unas reservas de nutrientes por sí mismos de las que se alimentan según sus necesidades en cada fase del ciclo.

Es por esto por lo que no podemos diseñar un plan de abonado atendiendo únicamente a las extracciones de la campaña anterior. Se recomienda realizar análisis de hoja y suelo para detectar las posibles carencias.

Respecto a la fertilización de los frutales de hueso podemos diferenciar 3 etapas:

Brotación y cuajado

En esta primera etapa, las necesidades son modestas y en algunos casos los árboles pueden cubrir sus necesidades únicamente con las reservas acumuladas. Se recomienda un equilibrio 2-3-1. El fósforo fomenta el crecimiento de raíces y la fecundidad de las flores.

Crecimiento de brotes y engorde de frutos

Es la fase en la que el abonado es más intenso. Estos 2/3 meses son críticos para el desarrollo de los árboles y la producción de nuestra cosecha. El equilibrio NPK será de 1-1-2, ajustando la cantidad a las condiciones de nuestro cultivo. El alto aporte de K, dará a los frutos mayor calibre, mejor gusto y color y favorecerá una maduración temprana.

Recolección y postcosecha

En esta fase final, volvemos a reducir las dosis, aplicando un abonado que se diseña para generar las reservas que se usaran al inicio de la siguiente campaña. El equilibrio 2-1-1 suele ser adecuado en esta etapa.

Este nitrógeno proporcionara crecimiento, favorecerá el cuajado y la absorción de nutrientes.

Además de estos equilibrios de macronutrientes NPK, es necesario el aporte de elementos secundarios (Ca, Mg y S), para mayor resistencia celular y producción de clorofila. No podemos dejar de lado la importancia de micronutrientes como Fe, Mn, Zn, B, necesarios para importantes funciones vitales de los árboles.

Los fertilizantes líquidos de la GAMA FERTIGOTA®, de HEROGRA FERTILIZANTES, nos dan la respuesta definitiva para el abonado de la fruta de hueso en todas sus fases. En HEROGRA FERTILIZANTES diseñamos líquidos a medida, pudiéndonos adaptar a las necesidades de cada cultivo en cada momento, pudiendo variar los equilibrios NPK y sobre estos enriquecer los formulados con elementos secundarios y microelementos, con materias primas de alta calidad, ayudando al agricultor a obtener los mejores resultados.

Contacte con nuestro departamento técnico para más información.

Las producciones de lechuga se trasladan a zonas altas

Comentarios desactivados en Las producciones de lechuga se trasladan a zonas altas

Herogra Fertilizantes ofrece la combinación perfecta para el cultivo de la lechuga y otros hortícolas para la nueva campaña primavera/verano. Consiga el máximo rendimiento de su cosecha con HEROSOL® ORO para abonado de fondo y FERTIGOTA® para fertirriego

Lechuga

Con la llegada de la primavera y la inminente subida de las temperaturas, comienza el traslado del cultivo de la lechuga a zonas más altas buscando el frio necesario para su óptimo desarrollo.

La lechuga requiere que haya una diferencia de temperatura entre el día y la noche, entre 18ºC y 3ºC aproximadamente variando según el estado fenológico de la planta. Pudiendo soportar una temperatura máxima de 30ºC y una mínima de -6ºC.

Preparamos el terreno con un buen abonado de fondo, con HEROSOL® ORO 14+7+17 (S) + 2 MgO, con inhibidor de la nitrificación, que retrasa la oxidación del nitrógeno amoniacal a nítrico, de manera que es retenido en el suelo evitando su perdida por lavado.

Lechuga

Después vendrá el trasplantado de la lechuga, cuando empezaremos con el fertirriego. Aplicando nuestra gama de abonos líquidos FERTIGOTA® podemos formular el abonado NPK más conveniente para el cultivo a lo largo de todo el ciclo.

FertigotaLa lechuga va a requerir en principio equilibrios altos en Nitrógeno y Fosforo, para asentar la planta facilitando su crecimiento y enraizamiento. Según van avanzando las semanas, el cultivo va a requerir un aumento progresivo de la concentración de Potasio.

La gama FERTIGOTA® también ofrece la posibilidad de añadir a sus formulados elementos secundarios, Calcio, Magnesio y Azufre. En la producción de lechuga, el suministro de Calcio será fundamental a lo largo de todo el ciclo.

Herogra Fertilizantes ofrece la combinación perfecta para el cultivo de la lechuga y otros hortícolas para la nueva campaña primavera/verano. Consiga el máximo rendimiento de su cosecha con HEROSOL® ORO para abonado de fondo y FERTIGOTA® para fertirriego.