Las plantas no comen... beben

All posts tagged Fertirriego

El olivar de riego, un cultivo insuficientemente abonado

Comentarios desactivados en El olivar de riego, un cultivo insuficientemente abonado

Hay temas que no son coherentes. Uno de ellos es el abonado por goteo en el Olivar, al cual se le proporciona una cuarta parte o no más del 50% de lo que realmente necesita el olivo.

Incluso en estos días, con precios del aceite mucho más alto que en los últimos años y como consecuencia siendo más rentable este cultivo, no se entiende que nos parezca mucho abonar con 0,5 ó 0,6 € por árbol en la mayoría de las ocasiones.

No debemos olvidar los requerimientos de un olivo de porte medio:

Salvo alguna excepción, es una práctica generalizada el abonado insuficiente del olivo en goteo. Sin embargo, poseemos modernos sistemas de riego por goteo pero optamos por un abonado insuficiente en cantidad que no llega a mantener la planta, no consiguiendo una productividad adecuada.

Hasta ahora podríamos justificar esta falta de abonado con la poca rentabilidad que el aceite conseguía en el mercado, pero ya no es así. Haciendo esto, pensamos que ahorramos 1,5 € de un abonado normal de 2€ por árbol pero caemos en el error de no ahorrar nada. Perdemos esos 15 ó 20 € de más que el árbol podría producir con la correcta cantidad de abonado en riego.

Suponemos que algún día el abonado del olivar se hará de forma racional, en sus dosis adecuadas. Mientras tanto son miles de toneladas de aceite las que se dejan de producir.

Sres. agricultores deben de recapacitar sobre esto, son Vd. los empresarios agrícolas que deben buscar la máxima rentabilidad a sus cultivos.

Mientras llueva, riega

Comentarios desactivados en Mientras llueva, riega

Es habitual en cultivos arbóreos en riego por goteo, aprovechar que llueve para abonar con solido en las calles del cultivo.
Con ello, el agricultor está convencido que está obrando de manera muy inteligente, aprovechando que hay agua en el suelo, para añadir el fertilizante y que quede disuelto para cuando a continuación salga el sol, y entre la planta en intensa actividad. Piensa que se está apuntando un punto.

Esta práctica generalizada, en buena medida, que considera el agricultor una oportunidad, es sin embargo lo opuesto, un craso error.

Por otro lado, por lo general, si se dice que cuando llueva, se debe regar por goteo, se observa en buena medida en la cara del agricultor, vamos a decir un brillo de incredulidad en sus ojos, como si hubiesen detectado en uno cierto conato de ambigua locura y sonríe el mismo por lo general incrédulamente.

Pues sí, aunque parezca un contrasentido no lo es. Es la coherencia. Evidentemente hay que regar con poca agua, y lo justo para que con ella lleve el fertilizante, y efectuar fertirrigación.

Lo que no tiene sentido es cuando llueva, añadir el sólido en las calles, pues el fertilizante debe estar en el bulbo regado, donde están las raices con pelos absorbentes, y donde el árbol se nutre, y no en el resto de la calle, donde la actividad radicular, o no la hay o no existe, y donde además, en pocos días no habrá humedad.

Hace unos meses, un especialista en olivos, de primera línea, Sr. Antonio Jimenez Pinzón, técnico agricola, nos lo recordaba como una de las grandes enseñanzas de otro buen amigo de esta empresa y muy recordado en el ámbito agricola, como fue Sr. Miguel Pastor Muñoz-Cobo, una figura que marcó un antes y un después en la historia del cultivo del olivar. En alguna de sus conferencias, escribía en la pizarra: MIENTRAS LLUEVA, RIEGA.

Las producciones de lechuga se trasladan a zonas altas

Comentarios desactivados en Las producciones de lechuga se trasladan a zonas altas

Herogra Fertilizantes ofrece la combinación perfecta para el cultivo de la lechuga y otros hortícolas para la nueva campaña primavera/verano. Consiga el máximo rendimiento de su cosecha con HEROSOL® ORO para abonado de fondo y FERTIGOTA® para fertirriego

Lechuga

Con la llegada de la primavera y la inminente subida de las temperaturas, comienza el traslado del cultivo de la lechuga a zonas más altas buscando el frio necesario para su óptimo desarrollo.

La lechuga requiere que haya una diferencia de temperatura entre el día y la noche, entre 18ºC y 3ºC aproximadamente variando según el estado fenológico de la planta. Pudiendo soportar una temperatura máxima de 30ºC y una mínima de -6ºC.

Preparamos el terreno con un buen abonado de fondo, con HEROSOL® ORO 14+7+17 (S) + 2 MgO, con inhibidor de la nitrificación, que retrasa la oxidación del nitrógeno amoniacal a nítrico, de manera que es retenido en el suelo evitando su perdida por lavado.

Lechuga

Después vendrá el trasplantado de la lechuga, cuando empezaremos con el fertirriego. Aplicando nuestra gama de abonos líquidos FERTIGOTA® podemos formular el abonado NPK más conveniente para el cultivo a lo largo de todo el ciclo.

FertigotaLa lechuga va a requerir en principio equilibrios altos en Nitrógeno y Fosforo, para asentar la planta facilitando su crecimiento y enraizamiento. Según van avanzando las semanas, el cultivo va a requerir un aumento progresivo de la concentración de Potasio.

La gama FERTIGOTA® también ofrece la posibilidad de añadir a sus formulados elementos secundarios, Calcio, Magnesio y Azufre. En la producción de lechuga, el suministro de Calcio será fundamental a lo largo de todo el ciclo.

Herogra Fertilizantes ofrece la combinación perfecta para el cultivo de la lechuga y otros hortícolas para la nueva campaña primavera/verano. Consiga el máximo rendimiento de su cosecha con HEROSOL® ORO para abonado de fondo y FERTIGOTA® para fertirriego.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies